Antes de dormir esta MADRE le daba a su hijo AJO en la LECHE… al despertar el resultado es sorprendente (VE EL VIDEO)

El ajo es uno de los productos más utilizado en las cocinas de grandes cocineros y amas de casa, ya que su olor característico y el sabor que le aporta a las comidas es inigualable.

Sin embargo este noble producto también posee grandes propiedades medicinales que lo hacen un aliado perfecto en la medicina natural, en el especial de hoy te hablaremos de la aplicación del ajo a nivel medicinal

El ajo es un pequeño bulbo de olor muy intenso y es originario de Asia, sus propiedades medicinales han sido mencionadas en libros antiguos como la Biblia y el Talmud.

Y según diversos historiadores era ampliamente utilizado por los primeros galenos Hipocrates, Galeno, Plinio el Viejo y Dioscorides.

Es un producto que tiene grandes propiedades antisépticas, fungicidas, bactericidas y depurativas, debido a que contiene un compuesto llamado alicina, que actúa contra numerosos virus y bacterias, además de su poder antioxidante.
La alicina es un compuesto azufrado que se encuentra en el interior del ajo, y es el resultante de la conversión de la aliina.

La cual sólo aparece cuando se produce una fractura del bulbo, es cortado o machacado.

Este compuesto tiene diversos beneficios, ejerce un efecto protector de la salud, mejora la circulación sanguínea, reduce la presión arterial y el colesterol, es un buen antiinflamatorio, de igual manera ejerce un efecto antibacteriano.

Como también ayuda a combatir hongos, bacterias y virus, uno de los más sorprendentes es que ayuda a prevenir la aparición del cáncer cuando se consume con frecuencia.

Beneficios del consumo de ajo con leche

Como mencionamos anteriormente son muchos los beneficios que aporta el ajo a nuestro organismo, pero recientemente una mujer descubrió que mezclándolo con la leche puede potenciar sus propiedades para curar enfermedades.

El remedio a base de ajo es muy sencillo solo necesitarás 2 vasos de leche, 8 dientes de ajo y una taza de agua.
El procedimiento es muy sencillo, en una olla a fuego medio vas a colocar la leche y luego vas a ir agregando los dientes de ajo, los cuales deben estar debidamente limpios y sin piel.

Por último vas a consumir esta bebida estando caliente durante las noches.

Con ella lograrás curar enfermedades como el asma, tos, neumonía, deficiencias pulmonares, problemas de insomnio, tuberculosis, problemas digestivos e impotencia.

Tu opinion es importante
Recomendaciones
loading...